Las mejores secuelas: segundas que superan a las primeras

Se suele decir en el cine que las segundas partes nunca son buenas. O al menos nunca alcanzan el nivel de sus antecesoras. A pesar de que esto sucede en la mayoría de los casos, existen excepciones muy famosas donde la segunda parte superó lo generado por la primera o al menos estuvo a su altura.

Batman: El caballero de la noche (2008)

Un caso emblemático es el generado por la última saga de Batman. Bajo la dirección de Christopher Nolan, el mítico superhéroe tuvo su justa reivindicación después de tanto maltrato en la pantalla grande. Con una sólida primera parte y un desenlace digno, la película que más se destaca es la segunda. Una historia llena de matices, el mejor guasón de la historia (con el perdón de Jack Nicholson) y un final épico hacen de El caballero de la noche una de las mejores películas de superhéroes de la historia.

Terminator 2: El día del juicio final (1991)

Luego de asombrar a muchos con la primera Terminator, James Cameron fue por más y realizó una de las grandes joyas del cine de ciencia ficción. Sorprendentes efectos especiales para la época, un exterminador entrañable, un villano temible y poderoso y una heroína como pocas logran que Terminator 2: El día del juicio final pueda ser vista innumerables veces sin generar cansancio.

X-men 2 (2003)

Después de una más que aceptable primera película, Bryan Singer siguió a cargo en la secuela de X-men. Manteniendo una mirada profunda sobre los problemas mutantes, mediante la disputa entre Charles Xavier y Magneto, esta segunda parte introduce más y mejores escenas de acción y cada sub-trama funciona y entretiene. La fuga de la cárcel de Magneto, las peleas y persecuciones en los dominios de Styker y el heroico final de Jean Grey son los momentos más inspirados de toda la saga.

Star Wars episodio V: El imperio contraataca (1980)

En el año 1977 George Lucas creó un universo nuevo y lo llamó Star Wars. Con personajes pintorescos, innovadores efectos especiales y uno de los villanos más emblemáticos del cine, la primera película fue un suceso pocas veces visto en la historia (costó 11 millones y recaudó más de 700). Esto generó que la segunda parte sea muy esperada y además tenga la vara altísima para igualar lo que generó la primera. El imperio contraataca fue un éxito total, repitiendo todo lo bueno de la su antecesora, incluyendo escenas de acción electrizantes, más protagonismo al adorable Yoda y el giro de guión más famoso de todos.

Volver al futuro 2 (1989)

Luego del inesperado batacazo que significó Volver al futuro (1985) el director Robert Zemeckis y el productor, que era nada más ni nada menos que Steven Spielberg, decidieron realizar una segunda y una tercera parte. Después de viajar accidentalmente a 1955 y conocer a sus padres, Marty McFly junto al Doctor Emmet Brown van al futuro (sí, al 2015), luego deben volver a 1955 para finalmente regresar al 1985 que conocían. Todos estos vaivenes temporales están perfectamente ejecutados, consiguiendo que el producto final sea muy entretenido. La mejor de una saga impecable, que nunca decae y resiste, paradójicamente, al paso del tiempo.

Bonus track: Las leyes de las secuelas de terror (Scream 2)

  • 1. El número de asesinados siempre es mayor
  • 2. Las escenas de muerte están mucho más trabajadas
  • 3. Quien sobrevive en la primera, suele ser asesinado en la segunda
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s