Star Wars Episodio VII: La fuerza despertó

Título: Star Wars Episodio VII: El despertar de la fuerza (The force awakens)

Director: J.J Abrams

Reparto: Daisy Ridley, John Boyega, Adam Driver, Harrison Ford, Carrie Fisher, Oscar Isaac, Domhnall Gleeson, Mark Hamill

Año: 2015

 

En una galaxia muy muy lejana el mítico Jedi Luke Skywalker lleva un tiempo desaparecido. La Primera Orden, construida con las cenizas del Imperio, lo busca para acabar con el último caballero Jedi. La Resistencia, comandada por la General Leia Organa intenta lo mismo para no permitir que el Lado Oscuro vuelva a dominar la galaxia.

Bajo esta premisa arranca este nuevo episodio de una de las sagas más populares de la historia del cine. Luego de la incertidumbre que generaba la compra de los derechos por parte de Disney y el anuncio de una nueva trilogía, los fans pueden estar contentos, esta nueva edición está a la altura de lo mejor de la saga.

La vara estaba muy alta y el riesgo era grande luego de la desilusión que significaron las precuelas. Pero El despertar de la fuerza hace justicia y entrega la secuela de Star Wars que hacía falta, honrando lo mejor de la saga y acertando en lo nuevo.

Teniendo nuevamente a los personajes de las primeras películas y con la introducción de citas u objetos que las homenajean el desafío estaba en poder aportarle algo nuevo, respetando lo viejo pero introduciendo una nueva historia.

Y es ahí donde está el gran acierto de la película. Los nuevos personajes encastran perfecto en este universo y generan atracción y empatía desde el primer momento. Por ende la película no necesita desempolvar a sus viejos héroes para mantenerte atrapado.

Tanto Rey (Daisy Ridley) como Finn (John Boyega), pasando por el villano Kylo Ren (Adam Driver) o el nuevo droide BB-8, todos producen interés en el espectador. Incluso el piloto Poe Cameron (Oscar Isaac), con pocos minutos en pantalla también aporta lo suyo.

Aunque pueda tener un paralelismo con Una nueva esperanza este episodio no se limita a apelar a la nostalgia y aporta novedades que invitan a soñar con una trilogía a la altura del fenómeno Star Wars.

El director J.J Abrams hace un trabajo estupendo, filmando con gran destreza esta nueva edición. Viendo el resultado queda aún más claro que Abrams era la elección correcta para este reinicio. Las escenas de acción son técnicamente espectaculares y el recorrido general de la película tiene un ritmo imparable (cosa que no tenían las precuelas).

Esta posiblemente sea la mejor filmada de todas, ante un George Lucas que se destacó más en otras cosas que en la dirección. Es díficil comprobarlo pero si Spielberg hubiera dirigido algún episodio tendría muchas similitudes con este. Veremos como le va a Rian Johnson, que es el encargado de escribir y dirigir el Episodio VIII.

Los efectos especiales funcionan muy bien y son lo que esta saga merecía luego de las fallidas precuelas y los efectos de la primera trilogía, innovadores para la época, pero antiguos para nuestro cine actual. La música de John Williams vuelve a poner la piel de gallina, utilizando las partituras más famosas pero también introduciendo algunas nuevas.

El guión firmado por Michael Arndt, Lawrence Kasdan (guionista de los episodios V y VI) y el mismísimo Abrams tiene la dosis justa de épica, humor y guiños a la saga original. El desenlace en la base del Primer Orden y el plan que lo antecede resultan un tanto forzados en algunos momentos, lo que busca ser opacado (lográndolo la mayoría del tiempo) por la espectacularidad de la puesta en escena.

Las actuaciones también están a la altura. La dupla central formada por los hasta ahora desconocidos Daisy Ridley y John Boyega está muy bien lograda, con gran química entre ambos y una actuación muy convincente. El personaje de Rey tiene un potencial enorme y Ridley se destapó con una gran interpretación. Adam Driver compone un villano muy interesante, y el actor sabe aportarle los matices y la carga emocional que conlleva el personaje.

Harrison Ford se vuelve a meter en la piel de Han Solo y nuevamente demuestra su inagotable carisma, siendo sin dudas uno de los más entrañables de la saga. Carrie Fisher tiene poco en pantalla pero sus momentos con Harrison Ford son muy emocionantes. Por supuesto ver de nuevo a Chewbacca, C-3PO y R2D2 es bárbaro y todos tienen sus buenos momentos. Es genial también la aparición de BB-8, otro que rápidamente se gana nuestro cariño.

En definitiva, El despertar de la fuerza es una entretenidísima película que respeta lo que hizo grande a la saga y a su vez presenta nuevos escenarios y personajes que aumentan aún más las ganas de ver esta nueva saga. No es perfecta pero sí vence con todos los prejuicios que tenía de antemano y vuelve a elevar la vara para lo que vendrá. Sin ninguna duda La Fuerza ha despertado.

 

Calificación: 9/10


 

 

Trailer subtitulado:

Video con momentos del backstage de la filmación:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s